Subió el sol y me encontró
dormida en tus brazos
como si me hubiesen trazado el camino las estrellas,
directo caí.

Y si sólo tengo esta noche
la tomo, la guardo, la marca en mi piel.
Tu sonrisa mágica me llevo de regreso,
supe que todo el tiempo habia querido sentirme asi.

Viva. Latiendo.
Te estrellaste contra mi.
Me rendí porque era el tiempo exacto.
La paz no estaba afuera, sino dentro de mi.

Si solo tuve esa noche,
tu sonrisa magica.
Tus brazos y el sol.
Te estrellaste, al final, sobre mi.
Como querias, bailamos.
Nos observaron todos aquellos ojos,
las estrellas brillaron.
Te estrellaste. Caí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s