Si te pido que no te alejes de mi.
Tus ojos le dieron esa mañana de sol
un vuelco a mi corazón.
Te deje ir porque era justo.
Y nunca pude saber si de verdad,
de verdad estuviste ahí.
El mundo enorme, gira y tira,
de vos, de mi, de todo.
Nos lleva en distintas direcciones.
Ya no me queda ni un solo átomo
que te traiga otra vez.
Ni un solo viento,
ni una lluvia,
ni una canción.
Ni esa canción, nene, ni ninguna.
Me dejaste el silencio. No te alejes de mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s