Lo supe acabado cuando dejaste de venir.
Se enfrió el té, cayó el sol,
y dejaste de venir.
Cambiaron las estaciones,
mientras en el horizonte cambiaban los dias,
dejaste de venir.
El viento ya no trajo tu voz, olvidé tu olor.
Ya no sentí el peso de tu mirada.
Era como ahogarse en un mar, pero revivir en el cielo.
Ya no estabas más.
Lo supe al fin cuando, como un cuerpo vacío,
desapareció tu alma del espacio.
Nunca volví a decir te quiero,
y dejaste de venir hasta mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s