En mi alma no pasó una sola estación, aunque ya giramos sobre nosotros mismos. Seguimos de pie, y en mi corazón no pasó un sólo día más. Tus ojos me decían que nunca había estado equivocada. El cielo es diferente, esos lugares ya no existen más; sin embargo no corrió un segundo en el reloj, ni un solo día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s