Una pared enorme se levanta hasta el cielo,
separa el te quiero de donde estoy hoy.
Quise pronunciarlo de nuevo
pero no hay sonidos ni palabras.

Es diferente a estar rendido,
y también distinto del final.
Hay una puerta, un puente, una posibilidad.
Una llave, corazón, una llave.

No es que no pueda perdonarte,
es el muro que nos separa.
No es que no puedas atravesarlo,
es que no lo harías por mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s