¿Qué hacer con las palabras que son para alguien
que ya no quiere oír?
¿A dónde van las preguntas?
¿Se evaporan o nos comen por dentro?

¿De qué depende el impacto
de un alma en la otra,
el tiempo que dura un eco
en el corazón?

¿Cuántas veces puede repetirse una memoria?
¿Cuántas veces apuñalarte una palabra
en tu estómago 
una y otra vez?

¿Qué distancia es suficientemente lejos
si aún tengo adentro tantas preguntas para hacer?
¿Y si las respuesta no las tiene nadie?
¿Por qué cada vez que creo que gano
siempre empieza otra vez?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s