¿No se irá el dolor?
¿Acaso estoy condenada?
A sentir siempre esta contradicción.
Hay algo luchando, adentro.

Se incendia y se derrumba.
¿Es mi paz esta guerra?
Como si no supiera hacer otra cosa
que pelear.

Si no lucho, ¿cuál es mi esencia?
Siempre he sangrado.
Mi alma se retuerce adentro
tantas veces.
Contra qué se rebela,
por qué siempre acaba incendiándose.

Es como ahogarse,
dando manotazos.
Camino a la superficie va,
pero nunca la alcanza.

¿Podré alguna vez respirar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s