¿No te preguntas acaso por qué siempre regresas al mismo lugar? ¿Qué es lo que estas buscando con tanta insistencia? ¿Admites lo que quieres, cuando estas en la oscuridad de tu soledad? ¿Lo sabes, o también lo ocultas de ti? ¿Alguna vez te preguntas por qué? Es que si no lo haces, seguirás corriendo en círculos. ¡Córtalo! ¡Cuestiónate! Si ocultas tu deseo de ti mismo, tarde o temprano te encontrarás rodeado, y no quedará más opción que alzar los brazos, rendirte y gritar ¡ya va, si, quiero esto! ¡Lo quiero! Aunque sea incorrecto para otros, para todos menos para ti. Mientras no te detengas a preguntarte, jamás te verás de frente. Y jamás verás de frente lo infinito del mundo frente a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s