Intento escapar de la sensación
de que todo es irremediable.
Confiar es difícil
cuando ves la sangre correr.

¿Por qué te vas?
Pasa conmigo la noche,
y el día siguiente.
Haré té para los dos.

Escucharé tu música de ángel,
te prestaré mis ojos de cristal.
Podremos reír, reir hasta llorar.
¡¿A quién le importa tanto el mundo?!

¡Qué importa el mundo,
él no sabe lo que siento cuando estas aquí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s