No quiero ignorar lo que siento.
¿Por qué no puedo gritar?
¿Quién inventó que el amor
pueda sostenerse de un sólo lado?

Todos hemos estado aquí.
Yo misma he pisado este suelo,
juntado mis pedazos como vidrios,
cortándome los dedos.
Sangrando el amor.

Sin embargo, cada vez
es como la primera.
El dolor quema
como si nunca lo hubieses hecho antes.

El aire en el pecho
ejerciendo presión
hace que las lágrimas caigan.
El dolor nos hace tomar decisiones equivocadas.

¿Acaso tenemos otra opción
más que sangrar?
¿Por qué habría de avergonzarme quién soy?
Si mi corazón se incendia
hasta ser ceniza.
Sólo asi renacerá mi amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s