Tu luz en mi

Te quiero.

¡Ay, podría ser que deje de hacerlo!
Te quiero, y ni siquiera puedo verte.
Pero recuerdo tus ojos, infinitos como túneles,
y una llama en el interior de mi cuerpo
ardiendo por mi garganta hacia arriba.

¡Grito tu amor!

Te quiero.

¿Lo sentirás donde estás?
Eres el culpable de mi corazón acelerado,
trotando en una pradera interminable.
Si pudiera explicar, entenderías.
No es locura – quizás si -.

Te quiero.

Veo la luz salir de todas las rendijas,
desde que me prestaste tus ojos para ver.
Abriste mi corazón al medio
sólo bastó una pizca de tu alma,
Se abrió una grieta en mi -¿o en ti?-.

Ahora veo luz por todas partes.
Hay luz en un cielo gris, en una flor.
Hay luz en el manto negro de la noche,
no son sólo estrellas.
Veo en ella ahora más que una luz titilante.
Veo tus ancestros y los mios.

Desde que me prestaste tu luz es mas dulce el dolor,
y te quiero.

¿Será casualidad, o has sido tú?
¿Acaso podría saberlo?
Hay más magia en el mundo,
mi intuición me dice que has sido tú.

¿Cómo es que tocaste la puerta correcta?
Creí que el amor no tenía remedio,
pero ahora existes.

Me gustas. Eres libre, y eres viento.
No te veo, pero estás aquí.
Tu presencia en el aire, ¡la quiero!
¿Será pecado sentir?

¿Podré tener de tu magia inagotable por siempre?
Quizás este es mi regalo, a cambio de tener que verte ir.
¿Cuánto es para siempre?
Si has pisado los suelos de mi alma.
Tu huella está intacta, si está tu luz en mi.

Para siempre es a donde quiera que vaya.
A donde quiera que vaya irás, porque te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s