What I love the most is
the way she makes me smile
With those sparkling eyes.

The sound of her laugh,
it’s pure medicine.

I need to touch
touch
touch
that soft skin made of stars.

Anuncios

Escuchás las palabras de nuevo.
Ya las oíste romperse antes,
pero tenes que creerles.
Una y otra vez.

Aunque sepas que no es cierto ni posible,
te zambullís en ellas
con la inocencia ciega,
con amnesia total.

Sabés que esos trenes desbarrancan
y, sin ver el final,
sentis el precipicio,
pero te subis igual.

Porque aunque se rompan,
arrastrándote al vacio,
las promesas doble filo
le dan vida a esa ilusión.

La diferencia en mi corazón
es la perspectiva de mi amor.
Si abrieras tus ojos con los mios,
como espejo verías quien soy.

La puerta que se abrió,
la llave me la dio tu amor.
Siento al miedo deshacerse entre mis manos,
se escurre entre los dedos como agua.

Las paredes con las que me defendía, se desarmaron.
Lo que no puedo explicar con palabras,
por primera vez en tanto tiempo
necesito el idioma en la piel.

Y el calor de mi piel no conoce
ni de sexos, ni tiempo, ni lugar.
Lo que no puedo explicar, el momento es ahora.
El amor que siento atraviesa el espacio, y a mi.

Lo que no te deja verme es la perspectiva,
la perspectiva de mi amor.
Que el tiempo es ahora, y se congela
para siempre la marca en mi corazón.

Cuando te amo, mi amor,
el riesgo que tomo es para siempre.
Y aunque aún me falte, o nunca alcance,
Hoy es el único momento real.

Y en mi perspectiva del amor,
hoy te amo para siempre.
Y en la marca de mi corazón, mi amor,
siempre es hoy.

Y si no puedo ser yo,
por qué querría sufrir para conformar
al miedo de otros, que me ahogan.
Si no puedo ser yo,
no quiero ser nadie.
Cuando elijo el camino, voy.
Rompo, quemo, grito.
Aunque haya lágrimas, son mías.
La soledad, es mía, las risas, lo que toque.
Lo que no, también es mío el dolor.
El camino bajo mis pies,
las huellas que se hunden o se quiebran.
Si brillo o si me apago, al final.
Cuando mi alma se eleve,
sabré que mi voz me llevó al cielo que merecía.
Cuando mi alma se encienda sabré que fui todo lo que podía ser.