Like a flash in my mind,
your green eyes staring at me.
That old long ago night,
when you needed me.
When I learnt love is not enough,
sometimes.

No podes dejar ni con el tiempo
de mirar a través de la ventana de mi voz.
Conozco el sonido de tus pasos.
Sos vos. Sos vos.

La sombra que aún busca en las paginas, sos vos.
Pero el libro que ahora husmeas
lo cerraste cuando me dejaste sola.

Y ya no hay más, las palabras que escribí están selladas.
Pero escucho el ruido de tus pasos,
es tuya la huella que pasa las páginas.
Sos vos, sos vos.

Aunque corramos, nos persigue
a donde quiera que vamos.
¿Y si nos quedamos quietos, de una vez,
dejándonos atrapar?
Que si esta vez nos estrellamos
la explosión será sólo de luz.

Las paredes que me encierran son de cristal.
Frágiles como el centro de mi alma.
Y, como si no existieran,
nadie nunca las atraviesa.
Ni otros, ni yo.

Nada me separa, pero todo me aleja
del mundo.

Why do I care about the intensity of my words?
They don’t even get to you.
What’s the matter if you ever think I’m stuck in time?
In the end, I’m not.
This is just poetry.